Entrevistamos a Gregor Baer, responsable de Heizomat España. Con base en Teulada (Alicante), Heizomat ofrece una tecnología competitiva, vanguardista y fiable. Gregor Baer repasa en esta conversación la situación actual y los principales retos del sector, así como los proyectos de Heizomat España para este 2016.

GREGOR BAER: “EN HEIZOMAT ESTAMOS PREPARADOS PARA ATENDER LA FUTURA DEMANDA DE TECNOLOGÍA EN BIOMASA”

¿Por qué se ha establecido Heizomat en España?

Destacaría dos razones fundamentales: en primer lugar, como cualquier empresa, queremos crecer, pero además pensamos que España es un mercado muy interesante que todavía no ha empezado a considerar el potencial de la biomasa. Es algo que hemos observado en acciones tan habituales como la quema de la poda en el campo.

¿Qué relación tiene esto con la tecnología basada en la biomasa?

El dueño de Heizomat veranea en Benissa (Alicante) y cuenta que ve a menudo a los agricultores de la zona quemando su poda en el campo. Hay días en que la zona tiene neblina de humo durante todo el día. Viendo esto y sabiendo que 3 kg de madera (o poda) equivalen a 1 litro de gasoil, es una situación que tiene muy poca lógica. Además, en la zona hay una gran cantidad de hoteles, piscinas cubiertas, residencias, industrias….. que gastan cientos de miles de litros de gasoil o propano y a pocos metros los agricultores queman toneladas y toneladas de biomasa cada año. Estas quemas tienen muchas emisiones, porque no se trata de una combustión controlada y además hay un gran riesgo de incendios forestales.

GREGOR BAER: “EN HEIZOMAT ESTAMOS PREPARADOS PARA ATENDER LA FUTURA DEMANDA DE TECNOLOGÍA EN BIOMASA”

La principal razón de habernos establecido es esta. Ver si en un tiempo se pueden minimizar estas prácticas y convertir la poda en combustible para sustituir los combustibles fósiles. En Heizomat tenemos la tecnología para hacerlo y lo podemos demostrar con más de 35.000 calderas funcionando en todo el mundo.

Desde el punto de vista energético, ¿qué potencial tiene la biomasa?

En mi opinión el potencial de la biomasa es gigante. En España hay mucha biomasa sin utilizar todavía (solo la limpieza de montes podría proporcionar mucha biomasa) y el día que falte, se puede perfectamente plantar y de esta forma conseguirla a buen precio y creando puestos de trabajo.

Convertir la poda en combustible para sustituir los combustibles fósiles es una de las soluciones que ofrece la biomasa. En Heizomat tenemos la tecnología para hacerlo y lo podemos demostrar con más de 35.000 calderas funcionando en todo el mundo.

¿Dónde se puede utilizar esta fuente de energía?

La aplicación más sencilla y rentable es para producir calor en calderas. También existe la posibilidad de producir electricidad o incluso frío, pero son tecnologías mucho más complicadas y caras. En mi opinión lo lógico es empezar a sustituir combustibles fósiles y producir calor. Esto es muy rentable y ya hay mucha experiencia. Sólo de Heizomat hay 35.000 calderas funcionando. Se puede aplicar en muchos sitios que gastan gas, gasoil o electricidad para calentar agua. La limitación principal es el espacio. Son calderas grandes y necesitan depósitos grandes donde es fácil descargar el combustible.

¿Qué potencial tiene España para poder utilizar la biomasa como fuente de energía renovable?

Creo que hay un potencial muy grande, pero aún difícil de cuantificar. Todos los que necesitan calor, podrían emplear la biomasa como fuente de energía. Obviamente donde más frío hace, mas calor hace falta, pero en lugares como la Comunidad Valenciana, donde el frío no es precisamente habitual, el potencial también es enorme: todo el sector hostelero gasta mucho calor incluso en verano. Las piscinas cubiertas también son instalaciones de mucho gasto durante casi todo el año. Industrias, residencias, colegios….

¿Qué relación hay entre los asuntos de la energía y el cambio climático?

También es un tema muy complicado de cuantificar. Lo que sí está claro es que la emisión de CO2 es un problema. Los combustibles fósiles están bajo tierra, bien guardados y si no se tocan, no emiten nada. En el momento en que los sacamos y los quemamos emiten grandes cantidades de CO2. La biomasa utiliza combustibles que al crecer ya han consumido la misma cantidad de CO2 que la que emiten al quemarse. Por ello se consideran neutros en la emisión de CO2. La solar fotovoltaica o la eólica (una vez en funcionamiento) no emiten absolutamente nada.

En su opinión, ¿qué reformas en el sector eléctrico debería acometer el próximo Gobierno?

Pienso que deben de dejar de poner trabas para el uso de la fotovoltaica. Con el nuevo real decreto ha mejorado la situación actual para las pequeñas instalaciones, pero se deben poner las cosas más fáciles a la gente. Aquí debería haber muchos vehículos eléctricos, alimentados por el sol.

Por ejemplo, una fábrica grande, donde muchos trabajadores vienen en coche y hacen recorridos de 10 a 50 km por día debería tener techos solares de fotovoltaica donde se cargan los coches eléctricos que se utilizan para estos trayectos cortos. Este tipo de proyectos se debería fomentar.

¿Cómo cree que evolucionará el sector de la biomasa en 2016 en su área de actividad? ¿Qué perspectivas de negocio prevé Heizomat?

Creo que pronto o tarde habrá un aumento importante en el sector de la biomasa y que Heizomat puede ofrecer soluciones muy interesantes y diferentes al resto de fabricantes. Lo que no tengo muy claro es cuando va a pasar. Ahora estamos en un momento de una situación económica complicada, donde no se invierte mucho y además los precios bajos de los combustibles fósiles no ayudan a la implantación de este tipo de tecnología.

GREGOR BAER: “EN HEIZOMAT ESTAMOS PREPARADOS PARA ATENDER LA FUTURA DEMANDA DE TECNOLOGÍA EN BIOMASA”

¿Qué visión tiene Heizomat para el futuro?

En la actualidad en España hay muy poco uso de la biomasa. Es una tecnología bastante desconocida todavía y parece que la gente no tiene mucha confianza en este tipo de calderas. Hay poco movimiento todavía. Los actuales precios de los combustibles tampoco ayudan a que la gente esté dispuesta a cambiar a la biomasa.

Pensamos que la gente tomará conciencia y aumentará el uso de la tecnología de la bioamsa. En Heizomat estamos preparados para ello.

Es una lástima, porque la biomasa como combustible tiene muchas ventajas. En mi opinión, cada combustible tiene unas características que lo hacen interesante para ciertos usos. El gasoil por ejemplo es un combustible ligero y denso respecto a su contenido energético. Es fácil de quemar en los motores también. Es un combustible que permite que un coche moderno utilice sólo 5 litros para poder conducir 100 km. Para ello es muy válido y con la biomasa esto no se podría hacer porque tiene mucho más volumen y peso respecto a su contenido energético. Por otro lado en una caldera que está fija en un punto, es una lástima usar gasoil, porque allí no presenta ninguna ventaja. En estos casos la biomasa es mucho más económica, ecológica ya además es dinero que se gasta en este combustible se queda en la zona, un punto muy importante en mi opinión.

Con todo esto, pensamos que la gente tomará conciencia y aumentará el uso de este tipo de tecnología. En Heizomat estamos preparados para ello. Tenemos varios distribuidores ya en España y esperamos aumentar las ventas de forma considerable en los próximos años.